La “chispeza” chilena

¿Se acuerdan de esa contagiosa canción en que el estribillo decía algo así como…. “no estaba muerto, andaba de parranda”? Mientras esa música da vueltas en mi cabeza, intento justificar con ustedes mi ausencia durante un tiempo; me alejé de las pistas aunque no precisamente por andar de “parranda”.

Estuve de viaje, y me pasa que cuando salgo de Chile, son tantas las emociones, experiencias e historias que vivo y tengo, que al regresar a mis raíces debo bajar las revoluciones para reinsertarme en lo cotidiano y procesar lo vivido. Sin embargo, el que no haya publicado mis escritos en la Bitácora de Mari no significa que haya dejado de escribir. Siempre hay anécdotas y vivencias, las que quedan registradas en una libreta que guardo celosamente y la llevo a todas partes. Y estoy ansiosa de compartir con ustedes

He llegado a la conclusión que soy una buena inversión para quién me quiera invitar de viaje. No sé si por la facilidad que tengo de sorprenderme siempre con lo nuevo, las ansias de conocer, o el intentar buscar siempre lo positivo en las cosas. Es una mezcla de todo esto. La sola idea de viajar me hace feliz, no importa dónde. Es que con poquito tengo. Me alegran las cosas bastante simples, aunque esto no siempre lo reconozco para no pasar por tonta. En general, la gente inteligente y que se precie de tal, tiende a cuestionarse un poco, no se quedan en la emoción, ellos buscan algo más, pareciera ser que encontrar el lado oscuro de las cosas, o la “crítica”, te hace ser una persona como interesante.

Mi postura es bastante diferente al respecto, porque yo cada vez que conozco algún lugar nuevo, siempre intento quedarme con lo mejor y recordar los buenos momentos. Soy una agradecida de cada viaje que hago. Eso hace que me haga ser una “buena inversión”. El salir y recorrer el mundo, no significa que olvide mis raíces, todo lo contrario, cada vez valorizo más a mi país y a los chilenos que viven en él. Soy orgullosa de ser chilena.

En general estamos catalogados de ser muy formales, serios, algo negativos, que no nos atrevemos a innovar en la moda y a usar ropa de colores fuertes. Como leí en una revista, “los chilenos somos una sociedad gris”. Y cómo no serlo, si nuestro país es de catástrofes naturales, terremotos, tsunamis, volcanes en erupción, inundaciones, ¡hasta tormenta de arena tuvimos en Arica hace unos días! Siempre nos estamos levantando de alguna tragedia para poder seguir adelante. Cómo estaremos de acostumbrados a estos desastres, que cuando no hay angustia y dolor por varios días, como que estamos esperando que algo venga. Típico es escuchar este tipo de comentarios:

– No ha temblado hace tiempo, para mí que está por venir un remezón de esos fuertes.
– Ya vienen las marejadas, seguro que no queda nada en pie, no ve que la mar estaba tranquila.
– Fíjese no más lo cálido de la tarde, el cielo medio rosado, así mismo de calmado estaba horas antes del terremoto de Marzo del 1985. ¡Me acuerdo como si fuera ayer!
– ¿Usted cree que el incendio está controlado? Con un poquito de viento que sople y con la calor que hace, al fuego no lo para nadie.

Seremos algo grises, con tendencia a ver el vaso medio vacío, es cierto. Pero la resiliencia que tiene el pueblo chileno, esa capacidad enorme de sobreponerse a las circunstancias adversas, de reinventarse, es muy difícil de encontrar en otros lugares. La “chispeza del chileno”, como dice nuestro Gary Medel, es única.

Los riesgos naturales que nos afectan en forma sistemática, pasan a ser desafíos que nos unen, somos solidarios y sabemos trabajar en equipo. Quiero dejar en claro, que en toda esta “profunda reflexión” sobre el chileno, sus valores y fortalezas, no he considerado a los políticos. Luego de explicar esta salvedad, puedo seguir adelante.

No podemos dejar de mencionar el gran sentido del humor de los chilenos. Son capaces de reírse de sus problemas y hacer una broma de sus desgracias. Campeones del chiste rápido, del piropo con mucho ingenio y picardía. Una clara muestra de lo que les digo son los curiosos nombres con que han sido denominados algunas de las localidades de nuestro mapa. Muchos de ellos surgieron espontáneamente tras algún “accidente” geográfico, una tragedia, un terremoto y hasta alguna anécdota.

Tal es el caso de Peor es Nada, situado en la comuna de Chimbarongo. Según cuenta un docente de la escuela local, el origen de su nombre tiene que ver con la historia de un rico dueño de hacienda de la zona, quien dividió sus tierras para dejarlas como herencia a sus hijos y su mujer poco antes de morir. Posterior a su muerte, su mujer, tras escuchar el testamento y darse cuenta que el terreno heredado por ella era el más pequeño de todos, sólo dijo “Peor es nada!”.

Tenemos por ejemplo, Salsipuedes, en la sexta región. Su desafiante nombre se debe a lo difícil que era salir del pueblo, debido a que se encontraba rodeado de agua y su pequeño puente se anegaba con cada crecida del río.

Entrepiernas, región del Biobío, situado justo en un lugar en que el camino se bifurca en dos partes, “como dos piernas abiertas” explican los habitantes de la comuna.

Las Coimas, se cuenta que en la época de la Colonia se instaló una aduana en el paso fronterizo; sin embargo los contrabandistas “coimeaban” a los agentes para pasar sus mercancías.

Chigualoco, ubicado entre Tongoy y Los Vilos. Su origen viene del mapudungun “Chiway lafko”, que significa “neblina de agua de mar”.

Quitacalzón, sector rural ubicado al norte de la comuna de Valdivia. No existe lamentablemente mayor información que indique el porqué del llamativo nombre. Eso queda a la imaginación del turista.

En otros casos las denominaciones significan lo contrario. Tal es el caso de Pueblo Seco, región del Biobío, que es abundante en agua.

La Calor, séptima región, lugar donde los inviernos son muy fríos, se encuentra cerca de la cordillera y hasta cae nieve.

Hospital, localidad de la comuna de Paine, donde no disponen de hospital y sólo hay una posta.

No podemos dejar de nombrar Pata de gallina, Salto del perro, Cariño Botado, Purgatorio, El Sobrante, Reputo, y Chitakelindo, por mencionar algunos. Son algunos ejemplos de lo que nos hace únicos y nos diferencia de todos.

Estar en Chile es estar en familia, disfrutamos de los almuerzos compartidos, de juntarnos en familia, de los asados con amigos. Solo basta que estemos juntos, y ese ya es un motivo para celebrar.

¡¡Viva Chile!!

Comentarios

comentarios

10 Comentarios

  1. Ian said:

    Finalmente Marita!!

    Entretenida e interesante como siempre

    Agosto 18, 2016
    Reply
    • Mari said:

      Gracias por tu apoyo!!!

      Agosto 18, 2016
      Reply
  2. Patricia Moeckel said:

    Mari: que bueno leerte nuevamente. Te extrañe!!! Soy testigo de ese optimismo y ver las cosas positivas…. Sigue contagiándonos por favor!!!

    Agosto 18, 2016
    Reply
    • Mari said:

      Paty querida, me alegra tanto saber que me extrañaste y que me apoyas con mis historias. En gran medida eres una de mis impulsoras para seguir escribiendo, por lo que siempre te estaré agradecida.

      Agosto 19, 2016
      Reply
  3. Leticia Fridericksen S said:

    Al fin Mari!! Encantador relato como siempre. Que agradable es leerte. Un abrazo.

    Agosto 19, 2016
    Reply
    • Mari said:

      Gracias Lettie, me encanta que te haya gustado el artículo y que hayas tenido la paciencia de esperarme.

      Agosto 19, 2016
      Reply
  4. Gloria Pizarro said:

    Marisol
    Felicitaciones me imagino que te tendremos cada semana para reír y conocer (aprender )
    Felicitaciones 😘

    Agosto 19, 2016
    Reply
    • Mari said:

      Así es Glo, he regresado para estar contigo cada semana nuevamente.
      Espero entretenerte, y me sentiría muy felíz si además puedo “enseñarte” algo. Jajaja!

      Agosto 19, 2016
      Reply
  5. Montserrat iglesias said:

    Marisol que bueno poderte leer denuevo. Me encanto. Eres una gran escritora y como vas hilando todos estos entretenidos temas
    Muy bueno. Felicitaciones

    Agosto 19, 2016
    Reply
    • Mari said:

      Montse, que bueno saberte cerca en éste nuevo desafío!!!
      Gracias por tus cariñosas palabras y por tu apoyo.

      Agosto 19, 2016
      Reply

Responder a Leticia Fridericksen S Cancelar respuesta

Su dirección de correo no se hará público.