Trampas y etiquetas

¡No resulta fácil! A veces pienso que el entorno se encarga de aportillarte la felicidad de vivir.

Recién comienza la primavera, una estación para alegrarse, para aprovechar el buen tiempo, que nos entrega la posibilidad de disfrutar al aire libre, las tardes en las terrazas, los jardines repletos de flores y más. Cómo es posible entonces que arruinen todo con esta verdadera campaña del terror: alimentación sana para estar en forma este verano.

Ya no parece ser suficiente la nueva ley del etiquetado ALTO: alto en azúcares, alto en sodio, alto en grasas saturadas, alto en calorías. Las cuatro malditas etiquetas que ahora parecen estar presentes en todo. Hasta el envase más inofensivo que tomas en tus manos tiene alguna de esas etiquetas, que al ser leídas le producen a una verdaderas descargas eléctricas.

Entrar a un supermercado hoy en día implica sentirte doblemente pecadora; uno por lo que vas a gastar, y lo otro por lo que elijas para alimentar a tu prole. Esto debe ser bajo en calorías, esto otro bajo en azúcares, y este último en grasas saturadas: ¡seamos realistas, lo único que no es bajo es el precio!

Está bien crear conciencia acerca de lo que ingerimos, pero con las etiquetas se llegó a un punto que es casi una persecución. Ahora lo que te sugieren los expertos en nutrición es que revises las etiquetas y verifiques los ingredientes de los productos, sus propiedades nutricionales, componentes, contenido de energía, y más. ¡Cómo si esto fuera fácil! Las letras son minúsculas y, además, borrosas. Estoy segura que lo hacen para confundirte y hacerte sentir miserable.

En una reunión con amigas, hablando de esto, resulta que todas eran reinas y se manejaban en el tema, una mejor que otra:

—La verdad es que yo superé este problema. Ahora ando con una lupa en mi cartera —dijo la que, a mi juicio, fue la más sensata de esa reunión.

—Lo que es yo… soy operada de la vista, así es que ni anteojos necesito para ver la letra chica —comentó la que no se hace problema por nada y todo le resulta fantástico. ¡Un azote de mujer!

—A mí siempre me acompaña una de mis niñitas al supermercado, así es que siempre es una de ellas la que se encarga de leer en mi lugar —decía otra….¡amorosa, ella!

—Yo solucioné mi problema optando por anteojo sobre anteojo. El anteojo para ver de cerca primero, y encima el otro con el que miro de lejos. ¡Santo remedio! —comentó la más práctica de todas (aunque ver este cuadro en un supermercado debe ser algo patético).

Mi idea es poder leer las etiquetas, pero con dignidad. En mi opinión no es necesario andar ventilando tus falencias por doquier. Hay que esforzarse un poco e intentar no hacer el ridículo en público. Por eso lo que yo hago es sacarle una foto a la etiqueta con mi celular, y luego hacerle zoom desde el teléfono para agrandar la letra. ¡Es una maravilla! Cuando lo hice la primera vez, me dije “¡Mari, eres seca, eso es manejar la tecnología a tu favor!

Sin embargo, no alcancé a sentirme astuta por mucho tiempo. Me di cuenta que podía leer de corrido, pero sin entender nada. ¡Lo que es nada! Me encontré con ingredientes que eran imposibles de pronunciar e indicaciones bastante confusas, como “porciones por envase”, “porciones en medida casera “y “porciones diarias a consumir”. Etiquetas poco claras, mentiras a medias, o medias verdades. Llegué a la conclusión de que las etiquetas son una guía para entender lo que no quieren que entendamos.

Era tanto más fácil mi vida cuando me bastaba con verificar la fecha de vencimiento en el envase y compraba productos “light”, o “diet” indistintamente: me sentía colaborando activamente a la nutrición de mi familia. Resulta que me doy cuenta ahora de que eso era un mito, porque muchos de esos productos contienen azúcares, o la reemplazan con fructuosa o sorbitol que también aportan calorías.

En las etiquetas que ahora leo con facilidad, puedo distinguir las palabras:

Libre
Bajo
Reducido
Liviano

Todas ellas tienen diversos significados en lo que a nutrición se refiere, y para mí, hasta hace poco, eran casi sinónimos. Por otro lado, un alimento “light”, puede significar:

“Bajo” en calorías, pero no necesariamente “Liviano” en grasas.
“Reducido” en azúcares, pero no “Libre” de calorías.

Que un alimento tenga una etiqueta “sin azúcar añadido” no quiere decir que esté libre de azúcar, porque los ingredientes utilizados en ese producto pueden contener azúcar y eso no los hace tan saludables. Confuso, ¿no?

También puedo distinguir en los envases diversos porcentajes de:

Grasas totales
Grasas saturadas
Grasas hidrogenadas
Grasa mono insaturada
Grasa poliinsaturada

¡Cómo tanta grasa junta! Les juro que me llegó a dar como asco de solo pensarlo.

Después de descubrir tanto nutriente, preservante y componente en las etiquetas de los productos y tomar conciencia de mi completa ignorancia al respecto, después de sentir que nada de lo que parece ser es real, que todo es relativo y que somos absolutamente vulnerables a lo que nos ofrecen, estuve a punto de caer en una depresión profunda y sumirme en la oscuridad.

Pero finalmente, una vez más en mi vida, opté por hacer como si nada de esto existiera. Es decir, recurrí a la inconciencia, que no soluciona problemas, pero ayuda a salir de situaciones difíciles.

Una de estas situaciones me ocurrió la semana pasada, en plena compra mensual en el Jumbo. Había decidido tomarme un recreo, que sin duda me merecía, y me dirigí a la cafetería del supermercado. Le pedí a la señora que atendía un café doble y un sándwich en pan integral. Segundos después, mientras me entrega el sándwich con una sonrisa encantadora me dice:

—¿Sabía usted que el pan integral aporta la misma cantidad de azúcar y calorías que el pan blanco?

No era necesario su comentario poco oportuno. Bueno, ella no tenía por qué saber que días antes yo había estado luchando para no caer en una profunda depresión, precisamente por haber descubierto realidades que hasta ahora ignoraba. No le contesté, solo quería mi café doble y bien cargado. Entonces me entrega el café y un último golpe de gracia:

—¿Le doy sacarina, azúcar refinada, o rubia? Porque usted sabe que los dos tipos de azúcar aportan las mismas calorías…

Hay gente que no se da cuenta lo agradable que pueden ser si se quedan calladitos.

—Lo quiero solo —le dije, dando media vuelta y desapareciendo en el acto.

Los medios y la publicidad nos cautivan con diversas formas de seducción y nos venden una imagen irreal, que nosotros compramos y soñamos con hacer real. Me pregunto cómo no hay más casos de bulimia y anorexia en nuestra sociedad con tanta presión. Sin embargo, nuestro afán por la perfección también es culpable de generar esa presión.

Nadie dijo que la vida era fácil, es cierto, pero para qué complicarla más. No nos perdamos el hoy, por intentar la perfección para el verano que viene. Digamos sí a todo lo que no necesita etiqueta, a lo natural, a lo simple. Digamos sí a esa fruta que quizás no es perfecta, pero les aseguro tiene la misma calidad o es superior a la que tiene aditivos para alcanzar la belleza. La primavera está ahora con nosotros. Disfrutemos el hoy, y no perdamos la oportunidad de vivir el jardín que ya está cubierto de flores.

Comentarios

comentarios

20 Comentarios

  1. Ian said:

    Es cierto!!
    Buen artículo!

    Octubre 14, 2016
    Reply
    • Mari said:

      Muchas gracias Ian, me alegra saber que estamos de acuerdo.

      Octubre 18, 2016
      Reply
  2. Jacqueline said:

    Mari una vez más un gran acierto y un tema muy oportuno. Me imaginé como le sacarias la foto al producto y te encontré seca, a mi no se me habría ocurrido, jajajajaaa….. igual no entendemos nada.
    A estas alturas ya no podremos comer no tomar nada.
    Enfin, me encantó tu articulo muy acertado una vez más.
    Siga escribiendo amiga

    Octubre 15, 2016
    Reply
    • Mari said:

      Qué, bueno que te haya gustado el tema y el artículo, es el mejor incentivo para seguir escribiendo
      Gracias!!!

      Octubre 16, 2016
      Reply
  3. Claudia Maria said:

    Siiii Que estress cierto ?esto de las etiquetas !!!
    además que te demorai un kilo en descifrar la letra, te hace perder el tiempo y te quedai pegada ahí un buen rato…( muy buena idea lo de la lupa jajajja) Nadie puede …nos podran dejar un rato tranquilos? No creo … Pero.como dices ! Viva el hoy ! Viva el ahora ! Cada dia tiene su propio afán …y solo nos queda disfrutar el jardin que està florido y que no lo hemos visto Gracias Marisol
    Claudia María

    Octubre 15, 2016
    Reply
    • Mari said:

      Toda la razón Claudia, tal como tú dices, “cada día tiene su propio afán”
      No perdamos el tiempo y disfrutemos del ahora
      gracias por tu comentario

      Octubre 16, 2016
      Reply
  4. María eliana said:

    Hay Mary ,recordar el paseo por los supermercados me aterra ,nunca sabes si lo que consumirás estará libre de …..todo la nueva modalidad de etiquetar los productos ,yo ya no compro nada envasado ,como tú sabes hemos bajado con mi hija sus buenos kilos ,pero cambiando nuestra alimentación y más sana ,ya no compro con etiquetas solo verduras ,frutas ,carnes ( pollo,pescado,pavo ) sí que sean sin marinar ,ya que la sal es la más dañina se queda en tu cuerpo y se retiene y te empiezas a hinchar ,volver a comer saludable ha resultado mejor sin complicar la vista y ponerme doble lente para mirar las etiquetas que se ven a lo lejos y te dicen yo no soy saludable ,es mejor pasar y dejarlos ahí . Gracias por darnos los pasos a seguir y cambiar los alimentos ,como dices al final de tu bitácora ,antiguamente nadie se preocupaba de ellas y éramos más saludables VOLVAMOS AL PASADO éramos felices y nada tenía restricción un beso para ti

    Octubre 15, 2016
    Reply
    • Mari said:

      Tú sí nos demostraste la importancia de la alimentación saludable, y me encanta saber que pensamos igual.
      Fuera las etiquetas, volvamos a lo sano y ……….disfrutemos del jardín. Ja ja ja!
      Besos

      Octubre 16, 2016
      Reply
  5. Paty Essmann said:

    La pura verdad, mucha exageranción. Hay que vivir mas natural, pero nunca taaaaanto, la alegría de vivir es lo mas sano.
    Mari en cuanto veo tu bitacora la quiero disfrutar, es un relax, me encanta.
    Cariños

    Octubre 15, 2016
    Reply
    • Mari said:

      Nada mejor que saber que te gusta la Bitácora, y tus comentarios, hacen que te sienta cerca, mil gracias Paty, por tu ánimo
      Cariños

      Octubre 16, 2016
      Reply
  6. FABIOLA said:

    Como siempre temas actuales y complejos relatados de una forma ingeniosa y chistosa. Me encanto y me siento completamente identificada.

    Octubre 15, 2016
    Reply
    • Mari said:

      Tus palabras hacen que no me sienta sola en esta dura batalla, muchas gracias Faby por tu apoyo.

      Octubre 16, 2016
      Reply
  7. Magdalena said:

    Primero que todo felicitarte Marisol, me reí demasiado con tu artículo, soy Nutricionista, pero en verdad asusta ir al supermercado con tanta etiqueta ALTO EN… Encuentro una buena iniciativa, pero debería estar acompañada de más educación, prometo publicar en mi página algo al respecto, para ayudar a aclarar tus dudas y las de muchas personas. Cariños 😘

    Octubre 15, 2016
    Reply
    • Mari said:

      Que una Nutricionista seca como tú, me comente que también se ve afectada con las etiquetas ALTO EN, hace que de verdad me sienta que toqué el tema del momento.
      Gracias por apoyarme Maida, y por estar conmigo en este desafío con la escritura.
      Solo puedo decirte que entre más leo del tema de la nutrición, más te admiro.
      Besitos para ti

      Octubre 16, 2016
      Reply
  8. Mónica Díaz Escobar Celorio said:

    Hola Marisol, muy acertado tu artículo, es terrible la cantidad de información que nos llega por internet y de amistades que te dicen cual es lo más sano y que menos hace daño.
    La verdad para mi, con los años me acomode con las cosas naturales, hornear en lugar de comprar panes y galletas empaquetadas, que muchas veces , aparte del azúcar, calorías y grasa, los químicos que utilizan para que dure años en ese paquete. Fruta fresca, verduras, aguas frescas, entre mas natural mejor. Me encanto tu articulo, porque hasta que tu nos escribes sobre estos temas nos damos cuenta de lo que vivimos día a día. 🙂 <3

    Octubre 17, 2016
    Reply
    • Mari said:

      Me encanta saber que te gustó el tema del artículo, porque aunque no es un tema agradable , tal como tú dices Moni, es un tema actual. Gracias por tu tiempo, tu comentario y por leerme
      Cariños

      Octubre 20, 2016
      Reply
  9. Ida Franetovic Yob said:

    Hola Mary , tengo un hermano tan maravilloso y aplicado , que me recordo y me pregunto si te habia leido y justo se me habia pasado , asi que llegue a buscarla desesperada jajajaja
    Buenisima tu bitacora y comparto plenamente con lo que dice mi hermano Pablo .Esta vez no escribire tanto ya que Pablo hizo muy bien la pega , como siempre , jajaja
    Me encanta lo natural , segun mi hija uno debiera ir solo una vez al mes al supermercado y comprar mas en ferias .
    Yo personalmente creo que el equilibrio en la vida es lo mejor , un poco de ejercicio diario ya te hace sentir menos culpable a la hora de comer estas tentaciones que todos sabemos que no nos hacen bien a nuestro organismo .
    He sabido que los estudios que han hecho acerca de esta campaña de los discos pare , no han causado el efecto que se esperaba , la gente se demora,mas en comprar creo yo tratando de buscar con los menos discos,pare , pero al final cuesta tanto encontrar , que los termina comprando igual .
    Cariños y gracias una vez mas por hacernos un regalo cada semana, como dice Pablo , jajaja soy una copiona , me encanto su comentario y es la pura verdad !

    Octubre 29, 2016
    Reply
    • Mari said:

      Ida me fascina que me comentes la Bitácora, lo haces con tanto entusiasmo y cariño que me llena de energía. Estamos totalmente de acuerdo en que Pablo es un amor de preocupado, al recordarte que no dejes de leerme.
      La verdad es que el par de hermanos son un diez, y se los agradezco mucho
      Cariños

      Noviembre 1, 2016
      Reply
  10. Gabriela Parra said:

    Buenísimo y genial tu artículo! !!!!Toda la razón ,nada más estresante que estas etiquetas negras.

    Noviembre 6, 2016
    Reply
    • Mari said:

      No puedo creer quién apareció haciendo un comentario por estos lados!!!!
      Sos grande Parra!!!
      Gracias por subirte a la tecnología y acompañarme en este viaje.
      Todos mis respetos para ti, Besos

      Noviembre 7, 2016
      Reply

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.